“ESTAMOS DADOS DE ALTA, QUE LA GENTE NO NOS TENGA MIEDO”

Roxana Botta estuvo entre las primeras seis personas que contrajo el virus covid-19 en la localidad de Isla Verde. A partir de su experiencia conocemos de qué manera se contagió y cómo cumplió su aislamiento al lado de su madre, de 85 años. “Pedí un lugar para aislarme y no exponer a mi mamá, pero era tarde, porque ahí me enteré que 72 horas antes ya empezamos a contagiar. No tuve ningún síntoma, algo que me avise”.

En su etapa de aislamiento, la población le brindó todo tipo de ayuda de manera desinteresada: algunas personas le llevaron tortas a la puerta de su casa; otros le escribieron para hacer mandados y pagar sus cuentas, también le ofrecieron terapias como a través del reiki, y hasta las misas realizadas por el Padre Ignacio (cura sanador rosarino). “Nunca nos sentimos solas”, dice Roxana con un evidente agradecimiento.

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp Escribinos un WhatsApp